Desintoxícate del Alcohol

Cuando se intenta desintoxicar el sistema contra los efectos del alcohol, hay algunos problemas físicos que se deben tener en cuenta. A largo plazo el abuso de alcohol no sólo tiene repercusiones mentales y sociales, sino que también puede tener todo tipo de efectos perjudiciales en el cuerpo, incluyendo la obesidad, úlceras, gastritis, pancreatitis, hepatitis, cirrosis del hígado, diabetes, hipoglucemia, gota, daño en los nervios y deficiencias nutricionales. Hay varios enfoques dietéticos que puedes tomar para hacer frente a la desintoxicación. A continuación te los mencionamos:

– Bebe mucha agua y otros líquidos, incluso puedes ir aún más lejos y llevar una dieta a base de líquidos (sopas, jugos, tés) mientras dura la desintoxicación. Los líquidos ayudarán a “lavar” el alcohol de tu sistema. Dado que el alcohol puede ser muy deshidratante para el cuerpo, los líquidos que consumirás te ayudarán también a resolver cualquier problema derivado de la deshidratación.

– Consume comidas pequeñas cada pocas horas. Estas comidas deben consistir principalmente en carbohidratos complejos (como los cereales integrales y pastas) y vegetales, con una pequeña cantidad de proteína magra. Evita cualquier cosa con azúcar o grasa mientras dura la desintoxicación. Esto le ayudará a tu cuerpo a restaurar los niveles óptimos de azúcar en la sangre, que pudieron haber sido alterados por el consumo de alcohol.

Manténte alejado de la cafeína o del tabaco. El uso o el uso excesivo de cualquiera o ambas de estas sustancias como un sustituto de la bebida puede tener efectos perjudiciales para la salud que pueden contrarrestar los efectos de restauración de tu régimen con la desintoxicación. Los tés de hierbas como la menta o manzanilla son recomendables, ya que tienden a ser calmantes (mental y físicamente).

– Complementa tu dieta con aminoácidos. La L-glutamina puede ayudar a restaurar el funcionamiento del cerebro, el cromo puede ayudar a reducir los antojos de azúcar y L-triptófano puede ayudarte a dormir.

– Toma un suplemento multivitamínico todos los días. Es posible que desees tomar suplementos adicionales de minerales como el zinc, el magnesio, el calcio y el hierro para reemplazar los minerales lixiviados fuera de tu cuerpo por el consumo de alcohol. La vitamina C y suplementos de niacina también puede ser beneficiosos.

Prueba algunos suplementos a base de hierbas y otros remedios naturales para ayudar a restaurar tu cuerpo. Agua de limón mezclada con una cucharada de aceite de oliva y una pizca de pimienta de cayena puede ayudar a limpiar el hígado, y té hecho de perejil seco puede ayudar a limpiar la sangre. La raíz de regaliz y manzanilla pueden ayudar en la digestión y la levadura de cerveza puede ayudar a restaurar las vitaminas B necesarias.

Otro remedio natural también puede ser el vinagre de caqui, el cual demostró en un estudio de 2008 realizado en la Universidad Nacional Chonbuk en la República de Corea, que este puede mitigar el daño metabólico que sufren aquellos que abusan del alcohol a largo plazo. Si no puedes encontrar el vinagre de caqui en una tienda especializada, entonces consume la mitad de un caqui al día junto con dos cucharadas de vinagre de sidra de manzana.

Trata de realizar estos pasos durante una semana (5 a 7 días).

Eduardo Hernández

Eduardo Hernández

Déjanos un comentario